miércoles, 2 de septiembre de 2015

Edgardo Rovira en Twitter: "No alcanza con desear algo demasiado para que se cumpla... #YoSoyRefugiado http://t.co/70DaYERwa8"

Edgardo Rovira en Twitter: "No alcanza con desear algo demasiado para que se cumpla... #YoSoyRefugiado http://t.co/70DaYERwa8"

Malo entre los malos. Manuel Contreras | Comunicaciones y Reseñas memoria

Malo entre los malos. Manuel Contreras | Comunicaciones y Reseñas memoria

El rodeo es maltrato innecesario que debe ser abolido | El Diario de Antofagasta

El rodeo es maltrato innecesario que debe ser abolido | El Diario de Antofagasta

Radio Villa Francia - Francia - Listen Online

Radio Villa Francia - Francia - Listen Online

Marcha por la verdad: José Huenante

martes, 25 de agosto de 2015

KRONSTADT, NO OLVIDAMOS: 30.000 ANARQUISTAS MUERTOS POR LENIN Y TROTSKY

KRONSTADT, NO OLVIDAMOS: 30.000 ANARQUISTAS MUERTOS POR LENIN Y TROTSKY





Un 7 de marzo de 1921, 30.000 mil anarquistas fueron exterminados por órdenes de Lenin y su jefe de la represión, Trotsky. Los revolucionarios rusos fueron traicionados por el partido bolchevique, que dio un golpe de Estado dentro de la Revolución. La rebelión de Kronstadt fue el símbolo de la resistencia popular frente al totalitarismo que iba imponiéndose, fue la colisión entre dos maneras de entender el comunismo que venía ya de atrás, la manera libertaria y antiautoritaria (anarquista) y el modo autoritario y centralista (marxista). Reproducimos un artículo de El Refractario que recuerda estos hechos de los que hoy se cumplen 92 años, inaugurando así una sección de efemérides que iremos insertando en EL GOMERU porque, “el que olvida su pasado, está obligado a repetirlo”. Os invitamos también a leer en PDF los libros de Paul Avrich: Kronstadt 1921 y de Alexander Berkman, ABC del Comunismo Libertario que dedica un amplio capítulo a esta rebelión.
Tras la Revolución de Octubre de 1917, con el golpe de mano del Partido Bolchevique haciéndose con el poder del Estado, dos posturas revolucionarias movían el espíritu de los proletarios. Por una parte se enmarcaban las tesis de los bolcheviques partidarios de una concepción centralizada del poder y la sumisión de todos los aparatos económicos, políticos y sociales a la disciplina del partido y del Estado. Frente a ellos se concentraba una concepción federalista de la sociedad donde los proletarios y campesinos directamente llevarían su vida y gestionarían la política, la economía y lo social. Esto seria el socialismo de acción, EL ANARQUISMO. Junto con la guerra civil rusa (1918-21) que se estaba llevando adelante, el gobierno bolchevique procedió a la purga de los elementos hostiles a su política, entre ellos los Anarquistas. A través de la La Cheka, policía política de Lenin, se procedió a la detención de todos los elementos que tuvieran bajo la dirección del partido, cuando también se procedió a su EXTERMINACIÓN.
A raíz de esto, junto a medidas económicas que se implementaban desde el llamado comunismo de guerra, se produjeron diversos alzamientos fruto de ese malestar. En este panorama se produce el alzamiento de Kronstadt (que junto con el ideal de Makhno son las luchas por el socialismo libertario).
Kronstadt protestaba por la falta de libertad y de oportunidades que el gobierno bolchevique ofrecía. Sus reivindicaciones se limitaban a pedir soviets libres, libertad de prensa y reunión para todos los grupos socialistas y la libertad de los presos políticos social-revolucionarios y anarquistas. También pedían que los bolcheviques no ejercieran más poder sobre el proletariado sino que fueran los trabajadores mismos los que dirigieran y administraran su producción y su vida. El lema de Kronstadt era: ¡Viva Kronstadt roja con el poder de los soviets libres! Se constituyo un soviet en los acorazados Petropavloks y Sebastopol, teniendo como personajes mas destacados a los simpatizantes anarquistas Petrichenko y Perepelkin. Como se ve sus reivindicaciones eran justas, enmarcadas dentro del proyecto socialista y libertario.
Leer Kronstadt 1921 de Paul Avrich
Pero sin embargo frente a las antes mencionadas tesis benevolentes se alzo un aparato burocrático-estatal que bajo la capa del socialismo ahogo la verdadera revolución. El gobierno bolchevique, sobre todo con Trotzky y Zinoviev a la cabeza, monto una campaña de difamación contra Kronstadt con el objetivo de atacar la revolución. Trotzky, dirigente del Ejercito Rojo y comisario de Asuntos Exteriores, en 1917 afirmo que Kronstadt era “la flor y nata de la Revolución”, para cuatro años después tacharla como “la canalla contra-revolucionaria”. Se empezó a afirmar que Kronstadt iba a vender Rusia a los ejércitos blancos del zar, que la sublevación estaba dirigida por zaristas y que solo era una maniobra contra-revolucionaria de social-revolucionarios y mencheviques contra la Rusia bolchevique. Todo era una campaña de mentiras ante el temor a la verdadera revolución que iba a destronar definitivamente a los nuevos zares. Bajo unos falsos planes de negociación se estaba gestando el ataque. Ante las palabras de Trotzky “os aplastaremos como perdices”, los anarquistas de Petrogrado, Emma Goldman, Alexander Berkman, Perkus y Petrovsky dirigieron un escrito a Zinoviev para la acción. Pero nada es posible. Todo el partido bolchevique esta de acuerdo en que habia que aplastar Kronstadt. Y ese ataque tenia que ser inmediato, pues si se llegaba a la epoca del deshielo seria imposible atacar. Así pues, el 7 de marzo de 1921, a las 18:45 horas, Trotzky, Toutjachevsky y Dibenko dieron la orden de bombardear. Aunque Kronstadt resistio, el 18 de marzo los bolcheviques la toman definitivamente.
Fue el fracaso de la revolución. Los verdaderos contrarrevolucionarios eran aquellos que decían defender la revolución soviética. Tras el fracaso de Kronstadt la represión continuo y, con la llegada de Stalin al poder pocos años después, se multiplico. Paginas tan brillantes como la de Kronstadt solo se escribiera con la epopeya de Makhno en Ucrania y sobre todo con la Revolución Social Española de 1936. Que Kronstadt no quede en el olvido. Que aquellos luchadores no eran contrarrevolucionarios como los marxistas los presentan, sino combatientes por un ideal de justicia. En la mente de muchos, ejemplos como el de la revolución de Kronstadt siguen y seguirán latentes.
[Imagen: kronstadt-sailors.jpg?w=416&h=344]
[Imagen: sailors.jpg?w=538&h=367]
Historia: La rebelión de Kronstadt contra el bolchevismo
El 7 de marzo de 1.921 comenzaron a caer obuses sobre Kronstadt, ciudad que Trotsky había bautizado como “el orgullo y la gloria de la Revolución Rusa”. El ataque artillero preparaba el asalto de más de 50.000 soldados que el gobierno bolchevique había concentrado en Petrogrado para ahogar en sangre la según los bolcheviques “traición, urdida por zaristas, espías franceses y dinero finlandés”.
¿Qué era Kronstandt?
Una ciudad fortificada y base naval, mandada construir por el zar Pedro el Grande en el siglo XVIII y en la isla Kotlin, en el golfo de Finlandia. Defendía el acceso a Petrogrado, situada a 30 kilómetros, y a la parte norte del país. Era el núcleo de la flota rusa del mar Báltico, la más numerosa e importante. Rodeada de fuertes secundarios y baterías navales se comunicaba en invierno mediante caminos trazados sobre la gruesa capa de hielo que recubría el golfo. La construcción más emblemática de la ciudad era la Plaza del Ancla, preparada para desfiles militares y más tarde utilizada para inmensas asambleas, capaz de albergar 30.000 personas, casi el total de la población en los momentos que nos ocupa. Estaba habitada por los marineros de la flota del Báltico, residentes en grandes cuarteles; por los soldados de la guarnición, mayormente artilleros; por varios miles de obreros de los arsenales e industrias auxiliares y por funcionarios, comerciantes, artesanos y sus respectivas familias.
Tradicionalmente los marinos se reclutaban entre los obreros más calificados, los más políticamente avanzados. Además tenían facilidad para conocer otros países y la diferencia entre sus regímenes y la brutal opresión de la monarquía zarista, podían establecer contactos con las ideas y programas de grupos políticos exteriores y rusos emigrados y además podían hacer circular, pese a la severa disciplina y vigilancia, literatura prohibida en su país. Por otra parte les contagiaba la proximidad de San Petersburgo, luego Petrogrado, donde la vida política e intelectual era intensa y la actividad de grupos revolucionarios se desarrollaba entre los obreros y los numerosos estudiantes universitarios provocando manifestaciones y tumultos periódicos.
La concienciación y compromiso de los marineros de Kronstadt se evidenció en las serias revueltas de 1.905, 1.906 y 1.910, duramente reprimidas, y sobre todo en la revolución de 1.917. Los grupos bolcheviques, socialistas revolucionarios, anarquistas, maximalistas y sindicalistas, bien organizados, ejercían una profunda influencia en la población y la energía desatada situó a Kronstadt en la vanguardia de la revolución, ayudando a los bolcheviques a tomar el poder y a merecer toda clase de elogios por parte de los nuevos dirigentes.
El contexto general
A comienzos de 1.921 se podía dar por terminada la guerra civil . Los ejércitos blancos habían sido derrotados, el gobierno menchevique de Georgia estaba sometido y los últimos restos de las milicias anarquistas ucranianas se batían a la desesperada, con su líder, Néstor Makhno, herido y acorralado. Sin embargo, una profunda crisis económica se extendía por el país; las comunicaciones no se restablecían adecuadamente, la industria estaba paralizada y la producción agrícola había disminuído drásticamente.
Durante la guerra el gobierno bolchevique había impulsado una política económica de férreo control estatal, el llamado Comunismo de Guerra. La vida pública estaba prácticamente militarizada y sometida a todo tipo de controles y en los aspectos económicos este control era asfixiante. Los instrumentos principales de esta política eran los zagraaditelnye otriady, destacamentos armados que efectuaban las requisas y confiscaciones, muchas veces verdaderos expolios, a los campesinos y que rodeaban las ciudades para evitar el comercio no controlado, sus actuaciones eran a menudo brutales y arbitrarias; además se había organizado una eficaz policía política para aterrorizar a los disidentes y descontentos, la Cheka, que no dudaba ante el asesinato y la tortura. La situación del campesinado era similar a la esclavitud feudal zarista, sobre todo en las granjas estatales, los Kolzsjos; los obreros industriales estaban obligados a jornadas de trabajo extenuantes, dada la caída en picado de sus salarios, que sin embargo no les procuraban medios suficientes de subsistencia. Los sindicatos también estaban controlados y las protestas eran reprimidas como actos de traición. Con el final de la guerra cabría esperar el cambio de esta política, pero esto no se produjo. Los disturbios y las huelgas se extendían espontáneamente por las principales ciudades, sobre todo Moscú y Petrogrado en demanda de mejoras económicas y de la vuelta de las libertades conseguidas al comienzo de la revolución. La respuesta del gobierno bolchevique fue el envío y despliegue de tropas, liberadas por el cese de los combates, y carta blanca para la actuación de la cheka, como ocurrió en Petrogrado.
La actitud de Kronstadt
Kronstadt ya había tenido fricciones con el gobierno bolchevique. Fue de las primeras ciudades en nombrar su soviet, su propia milicia y sus comités populares para organizar autónomamente la vida en los barcos, las fábricas, la distribución de alimentos, el aprovechamiento agrícola de las tierras circundantes… El eje sobre el que giraba la sociedad kronstiana era la Plaza del Ancla, sede de multitudinarias y activas asambleas. La burocracia centralizada orquestada por el nuevo poder chocó con este sistema de vida, la firma del tratado de Brest-Litovsk, entre Lenin y el gobierno alemán, que significaba la renuncia a la extensión de la revolución, irritó a la población. Los marinos vieron además catastrófica la reorganización militar decretada por Trotsky para poner en pie el Ejército Rojo y que abolía el poder de las asambleas en los barcos y reinstauraba la disciplina y jerarquía anteriores, precisamente la revolución había sido posible por el arresto y ejecución de buena parte de los antiguos oficiales. El carisma de los bolcheviques declinaba y miles de marinos abandonaban el partido. El soviet de Kronstadt se vaciaba de bolcheviques y acogía un mayor número de socialistas de izquierda y anarquistas. Con el fin de la guerra los marineros obtuvieron permisos y pudieron comprobar sobre el terreno los estragos que el Comunismo de Guerra ocasionaba por todo el país.
Con ocasión de las huelgas y disturbios en Petrogrado, Kronstadt envió una delegación a la ciudad y, a pesar de los obstáculos que le interpusieron, pudo constatar en toda su crudeza las condiciones en que vivían los obreros y la represión que se estaba desatando sobre ellos. El hecho de conocer que se amenazaba a los huelguistas con la marcha de los marineros de Kronstadt sobre Petrogrado para reinstaurar el orden irritó sobremanera a los 32 delegados desplazados. El 28 de febrero se celebraron tensas reuniones a bordo de los acorazados Petropavlovsk y Sebastopol, anclados en Kronstadt, que emitieron una resolución conjunta de 15 puntos. Esta resolución será refrendada el 1 de marzo por una gran asamblea en la Plaza del Ancla; la prepotencia y amenazas de los oradores bolcheviques, sobre todo los prebostes Kalinin, presidente de la República, y Kuzmin, comisario jefe de la flota, consiguieron que el refrendo fuera prácticamente unánime. La resolución contiene las bases y programa de la rebelión. Exige la celebración inmediata y generalizada de elecciones para sustituir a todos los soviets locales por soviets libres; la libertad de palabra y prensa para todos, en especial anarquistas y socialistas de izquierda; libertad de reunión de sindicatos obreros y campesinos; libertad para los revolucionarios encarcelados; cierre de las oficinas del partido bolchevique sostenidas por el Estado; supresión de los zagraaditelnye otriady y sus confiscaciones; igualación de las raciones de víveres; abolición de los destacamentos militares comunistas permanentes en fábricas o unidades militares…
Finalmente, se consumó la ruptura con las autoridades al designarse un Comité revolucionario provisional, Revkon, en tanto se celebrasen elecciones al nuevo soviet y procederse al arresto de los bolcheviques más destacados. Se comenzó a imprimir un diario, Izvestiia, cuya cabecera subrayaba “Todo el poder a los soviets y no a los partidos”. Sin embargo, hasta que no se intercambiaron los primeros cañonazos Konstradt siempre pensó que el acuerdo con los jerarcas bolcheviques era posible sin derramamiento de sangre.
La reacción bolchevique
El gobierno de Lenin, Trotsky y Zinoviev no iba a consentir el deseo de los kronstianos de encabezar esta “Tercera Revolución”. Se trató primeramente de aislar el movimiento haciendo desaparecer a las decenas de delegados de las comisiones informativas que salían de Kronstadt y formulando diversas acusaciones masivamente difundidas por su aparato de propaganda: complot de oficiales zaristas, engaño de espías de países extranjeros, entrega de la ciudad al ejército finlandés… El miedo a la extensión del movimiento y a la llegada de la primavera, que permitiría, a comienzos de abril con el deshielo del golfo, la movilidad de la flota; les determinó a aplastar militarmente Kronstadt cuanto antes. Así decretaron el arresto de todos los familiares de los kronstianos en calidad de rehenes, ejecutaron a los responsables de la escuadra aérea, que simpatizaba con el movimiento y concentraron en Petrogrado ingentes cantidades de armamento y hombres. Según revelarían los últimos prisioneros del ejército rojo, apresados por los kronstianos el 17 de marzo, no menos de 80.000 fusileros, varios miles de jinetes, 4 trenes blindados, decenas de baterías móviles…constituían el formidable aparato militar lanzado contra Kronstadt.
La caída de Kronstadt
La ciudad no era un hueso fácil de roer, sus sólidas murallas , su potente artillería y la resolución de sus habitantes alargó el asedio durante 11 días. El 7 de marzo comenzó el cañoneo de la fortaleza. Los kronstianos confiaban en un levantamiento generalizado de Petrogrado, pero la presencia del ejercitó lo imposibilitó. El ataque se vertebró sobre los Kursanty, fanáticos cadetes de las academias de oficiales del Ejército Rojo y sobre los destacamentos de la Cheka. La situación de muchos de los asaltantes fue increíblemente dramática. Como en otras ocasiones las tropas de choque las constituían principalmente mongoles y asiáticos que apenas entendían el ruso; si una unidad se negaba a atacar se la desarmaba y sus miembros enviados a presidio; si vacilaba se ejecutaba a la quinta parte de sus efectivos. La artillería de Kronstadt resquebrajaba el hielo del golfo y oleadas de asaltantes perecían en el agua helada; pero si trataban de retroceder los kursanty los ametrallaban por la espalda.
Finalmente la constante afluencia de refuerzos atacantes y la debilitación progresiva de los recursos de Kronstadt provocó que el 17 de marzo un ataque masivo de soldados envueltos en sudarios blancos consiguiera penetrar en la fortaleza. La lucha cuerpo a cuerpo se prolongó hasta el 18 de marzo en que la ciudad fue totalmente ocupada. Algunos grupos de kronstianos consiguieron abrirse paso hasta Finlandia y otros se dispersaron por la región pero la gran mayoría de los vencidos fueron ejecutados por la cheka o enviados a campos de concentración de la helada región de Arkangelsk y del Turquestán.
La aniquilación de Kronstadt fue el ejemplo de lo que los dirigentes del partido bolchevique entendían por dictadura del proletariado, fue la constatación de cómo la nueva burocracia traicionaba los ideales revolucionarios en su afán de retener el poder y eliminar toda disidencia. Pero la rebelión de Kronstadt es también ejemplo de cómo los seres humanos somos capaces, en circunstancias excepcionales, de enfrentarnos a la opresión y arriesgar la vida por un mundo mejor.

https://jjmlsm.wordpress.com/2015/08/11/1617

Señal online Radio Villa Francia | Radio Villa Francia

Señal online Radio Villa Francia | Radio Villa Francia




sábado, 22 de agosto de 2015

Isabel Parra: Isabel Parra de Chile (1976) : Free Download & Streaming : Internet Archive

<iframe src="https://archive.org/embed/perreracipipdch1976" width="500" height="140" frameborder="0" webkitallowfullscreen="true" mozallowfullscreen="true" allowfullscreen></iframe>

miércoles, 19 de agosto de 2015

Humor y Conciencia

Yo sé que como individuo no tengo el control de mi vida | Piojo.cl


Al parecer he dormido durante un largo tiempo y tengo la sensación de haber extraviado el supuesto control de mi vida.

Este extravío, pudo haber nublado mis pulsiones de deseo y voluntad de aquella anhelada y temporal felicidad, cuyo camino de la vida, entre la diversidad de interacciones simbólicas han obstaculizado mi andar.
Me he visto inmerso en el empedrado camino, que sin tener piedad parecen haber creado un constructo que sin pedirme opinión alguna se ha constituido y hecho parte mí habitar.
El sentir anómico que percibo, se ensaña con desenfreno y sin mediar misericordia con mis pulsiones que se revolucionan con un hipotético despertar, además, no solo intuyo que la estructura social y su escala de estratos me han proporcionado este sentir, sino mi familia impuesta, aquella que viene dada, que provista de un tótem impone la figura de la autoridad, que se extrapola y proyecta en liderazgo societal respecto de mi fuerza productiva y mis capacidades.
Pareciera ser que la esclavitud que convivo y me corroe en el cotidiano se ve representa conforme a mi aspiración económica y que sin dudar alguno este sistema económico media y se impone como cuestión de validez y se legitima, autorregulándose en mi contra.
No obstante, esta revelación especulativa cuasi alucinógena, que algunos pueden llamar reflexión, condiciona mi conciencia, conciencia que su ves hace un llamado al cuestionamiento con dejos de incertidumbre o miedo a lo desconocido, dicho lo anterior, ante una venenosa comodidad de la vida cotidiana que me sugiere permanecer dormido.
Pero, continúo explorando en esta divagación, sumergido en una trampa, trampa de aquel juego jugado por el yo mismo, que podría hacerme llegar fácilmente al mismo punto de partida y que concluyo me podría llevar inconscientemente al montón de durmientes que me rodean y no dan cuenta.
Si bien, soy un actor de esta sociedad, que forma parte de esta gran obra teatral llamada vida, el exterior reduce mi cuestionamiento, mis defectos y además me integra sin importarle, no cabe duda que es menester impulsar la imperiosa necesidad de comenzar una vez más a conocerse, pero la enorme muralla de la comodidad se agarra de mi como yo me agarro de nada para evitarlo.
Por otra parte, puedo ver que la racionalización en su sentido clásico catapulta al humano despojándolo de todo sentir situado en un campo tecnológico actual, sin dar cuenta se estira cada vez más por la mediación entre el yo y los ellos y que ante la posibilidad de evolucionar, los ellos cautivados siguen con el medio tecnificado en busca de la verdad, como si fuese la solución a la liberación de nuestra carga histórica de la culpa y la miseria.
Viene a mi mente la secuencia lógica del nacer, crecer, reproducirse y morir como una especie destinada al dormir eterno, donde en una época embebida por la cosificación, el fetichismo y el consumo solo me sugiere y deja como inquietud la acción de “negarse a si mismo, cargar la culpa y sacrificarse”.
Asiento motivadamente que, la atracción por seguir indagando que la dirección del desarrollo de mí verdad, es inalcanzable e incesante, aunque, un sacrificio por despertar de un sueño profundo fuera un estado de pensar inconsciente, donde quizás podría asimilar un abrir de ojos por primera vez.
Apronto qué, despertar no atiende ni al más o al menos docto, ni a un nivel de alienación, ni menos al materialismo histórico, sino, solo a la esencialidad humana natural,  la cual es conocerse o más bien tomar conciencia.
Entonces, si esta toma de conciencia me inspira despertar, despertaré y sea bienvenido toda aquel desarrollo social e intersubjetivo que se hace presente y junto con ello, todos los candidatos para una acción comunitaria que devienen en sus diversas subjetividades de aquellos yoes que se acercan a mi yo y que por ende, se aproximan como si me estuvieran vigilando y que yo, con un sentir paranoico, asiento.
Por tanto, dudo como aquel que lo engañaban sus sentidos, pero aun así estoy dispuesto con voluntad al sacrificio y volver a la búsqueda de mi verdad, que quizás sin saberlo, esa verdad que me ha buscado durante mucho tiempo no se ha cruzado con la mía para enterarse.
Este malestar me agobia y entre mis formas de cognición entiendo que tampoco doy cuenta del ahogo inconsciente como un malestar enajenado que me oprime, sujeta y provoca con ganas de liberarse, como pretendiendo liberar a un desatado, que va a parar a una locura que estaba presa y tensionada entre el que hacer de la vida cotidiana y la otra vida por conocer.
Todo este resonar de identidad e incertidumbre ha sido un largo y extraño proceso descontracturante de la vida cotidiana, que seguramente debo haber racionalizado durante mucho tiempo junto a los constructos culturales de mi ajeno entorno.
Por último, no puedo evitar sentir que me he reencarnado una y otra vez realizando este mismo trabajo de reflexión, aunque corto me quedo de resolver y pienso apriori enfrentar un nuevo camino de comprensión hermenéutica para aceptar mi esclavitud, con el fin de intentar liberarme.
Al menos, para el consuelo de poder entender y ser compasivo con las múltiples realidades del porvenir y que sin ir más allá, espero que el yo que dejo atrás y los yoes que dejo atrás no terminen convertidos en una batería energética al servicio de la inteligencia de la ciencia, como un producto de un pensar perfectiblemente racionalizante, que en un futuro espera por la revolución de la sociedad en el discurso de la llamada al espíritu, que en la práctica nunca podría llegar si no esta en juego la voluntad y miedo al sacrificio

Humor y Conciencia

Radio Villa Francia - Francia - Listen Online

Radio Villa Francia - Francia - Listen Online

sábado, 18 de julio de 2015

martes, 14 de julio de 2015

Resistencia Antiimperialista Tsipras traiciona a los griegos

Resistencia Antiimperialista Tsipras traiciona a los griegos

PRISON: ABOLISH OR DESTROY;

PRISON: ABOLISH OR DESTROY;



The plan is to empty the prison of the great majority of prisoners and throw them back into the prison-system using the technology of isolation and control; and for the minority of irreducibile rebels, keep them inside for ever. What is being presented as ‘progress’ is nothing other than the advance and spread of repression. This is what the abolitionists are really subscribing to:’change everything so that everything remains the same’.
It has been said, not mistakenly, that those who do most harm in this world are those who try to do most good. Still today, with increasing isolation and atomisation od individuals, there are people around who decide to ruin their lives with excessive altruism. Always with the best of intentions, they set out to try to remedy the ills they see before them. They can even be paid by the State for doing so, and this is one of the great swindles of capital: it imposes conditions of untold suffering and, through its ally the State, paves the way for it to be prolonged in time, rationalised and reformed.
Prison, a superlative weapon in the arsenal of the bosses of the planet for the past few hundred years, is a fine example of this marriage of repression and reform. From the time that reclusion became an arm of capital in dealing with its increasingly impoverished to remain indifferent to the appalling conditions, rather than put their own privileges on the line and fight for the complete upturning of a world capable of such atrocity, dedicated much of their efforts to the description and rationalization of such infamy.
Erected in full view of the poor, the primary role of the prison was to threaten by its very existence. Deportation and public execution were surpassed by events (the end of the American colonies, the danger presented by the rabble who were supposed to reap moral benefit from the executioner’s antics) giving way to great impenetrable fortresses, often in the centre of towns, to act both as a deterrent and place of separation. This led to a great army of social and religious reformers intent on redeeming the poor disgraced ones.
One of the great moral philosopher of England, Jeremy Bentham, was to mark his place in the history of repression as the inventor of the Panopticon, where all prisoners could be conteolled by one guard, and were unable to know exactly when they were being observed. A giant step for humanity. Social orthopaedics became the predominant aim of prison. The prisoners was not just to languish in inactivity the nobility of work and submission to authority.
However, by the very fact that they are receptables of large numbers of people held against their will, and without the consensus of large areas of exploited outside who have nothing to gain from their existence, these great edifices of human cruelty were moved out to the most barren suburbs. Prison no longer needs to be seen, or even contemplated, in order to serve its function. With the advance of capital, religion and the work ethic, the majority of the exploited now live within the paradigms of the law, not through direct fear of going to prison, but because they believe it is right for them to do so, and are able to see to their basic needs within the parametres of exploitation: work, pay, suffer, complain, but go back to work for receive State benefits and struggle to suvive….
Law took the place of ethical choice…if something is legal, it is ‘right’, illegal, it is ‘wrong’…and so the crimes of the State and capital – widescale plunder and mass murder – by falling into the domain of legality, are considered just the normal way of things. Needless to say, the boundaries between legality and illegality are not absolute. Many of the activies of the exploited come close to, or enter, illegality – the area defined as petty ctime or delinquency. But the law could never be enforced in absolute without the whole machinery of capital drawing to a halt. At the same time, without the underlying threat of prison, the whole legal mystification would be a joke.
So, prison is no just an infamous building built of stone or reinforced concrete, an nauseating container of suffering where the most abject moments of humanity are lived out in silence and out of view, it is inseparable from other repressive institutions such as the State, the judiciary, religion, scholl. It is thus an indispensable part of the whole relational flux the of the class war in act. And this is the only way to approach prison if we are anarchists, revolutionaries and social fighters. Woe if we were to extract this great monument to human misery from its whole context and consider it a ‘thing in itself’ in the vein of the sociologist, psychologist or social reformer. These people need prisons, we do not.
Of course, as we have said, prison is also an entity that has been constructed in the logic of impenetrability and absolute containment. Reinforced walls within walls, bars, keys, electronic circuits, armed struggle, radio control, etc., all contribute to the existence of a structure (not by chance often referred to as ‘another planet’ by those inside) that as the sole purpose of keeping individuals separate from the rest of the world and, as far as possible, from each other.
However, in line with the development of the rest of postindustrial society, prisons and its supporting structures are now undergoing significant change. On the one hand they are opening up to the world outside for the prisoners who are prepared to participate in their own imprisonment, and closing fown absolutely on those who choose to live against or beyond the law and continue to do so within the prison walls, preferring to preserve their dignity rather than subscribe to a promise of getting out before their time, grovelling and on their knees.
Life on the outside is also becoming increasingly controlled through the extended use of cameras and curfews, breaking down the precise boundary that once existed between prison and the rest of society. Neverthless, prisons are undoubtedly fortresses and the conditions for getting nearer to the gate are still long and protracted. Proof must be given of good behaviour and a desire to let oneself if be recuperated into a situation of passivity and dialogue with the institution. But once undertaken, this path leads to an infinity of possibilities, each of which depends on a continual assessment of individual behaviour undertaken in the first place little effort to imagine the effects of this dual power in the hands of such vile creatures. Not only do they hold the key to the cell, thay can also directly affect the lengh of your sentence and the quality of your permanence behind bars. All prisoners haves files, like hospital notes, and these are constantly updted and accompany them throughout their trajectory in the underworld. Prison authority is stupid and petty, enforced by stupid, petty cowardly individuals, mere cogs in the state machinery who are rarely taken to task for their actions. The slightest sign of a noncompliance by prisoners is immediately signalled and the culprits are cickly singled out as rebels, agitators or troublemakers because the scum of the earth who are prepared to lock people up behind bars for years on end for a miserable wage are lazy bastards who want to have as little trouble as possible. They are also shit scared of the ever present eventuality of mutiny or insurrection. For this reason, and given, and given that the new technologies make it possible, prisons, like all the great receptacles of human suffering, are destinated to disappear, as such.
In the meantime, the immediate project of prison is to change the culture inside the walls from one of resistance such as that, experienced in the eighties in many parts of the world, to one of conformity and aquiescence. This is what the do-gooders are subscribing to when they campaign for improvements inside the prisons. TV in the cell, yes, but this can be used as the carrot to keep you in line, to keep you from showing solidarity to your fellow prisoners or rebelling to get your basic human rights.
Now the pressure is on to empty the prisons of the great majority of prisoners, isolating people and throwing them back into the ghettos that are the source of the illbeing that put them inside in the first place, and, for the minority of irreducibile rebels, keep them inside for evr…And they need a great operation by all the fabricators of opinion to gain consensus for such a gigantic move in social terms. The technology is ready, minds are not.
This is where the abolitionists can play their part. Many of them are recycled militants from the struggles of the sixties and seventies, and some have know the inside of the prison walls themselves. They have convicted themselves that they ‘lost the war’ and capitalism is no longer in crisis, so nothing remains but to change it from within, smoothing out the most distasteful and ugly sore such as prison.For them the underlying basis of prison, the judiciary and the law, are no put in question. Even less the repressive social institutions of the State that will be called to readjust their role from sentencing to negotiating sanctions with offered parties, those effected by the ‘crimes’. Clearly this is ultimately in the interest of the State that has already embarked along the road of prison abolition, without calling it such for reasons of consensus. Already in the US and the UK thousands of prisoners have been released before the end of their term on the conditions that thau submit to electronic tagging and curfews. There is a project underway in England to release about 60,000 prisoners and set them to do unpaid work while wearing fuorescent yellow jackets emblazoned with ‘Community Payback’.In London the proposal is that they should work on preparations and buildings for the Olympic Games in 2012. Offenders will be invited to sigh a ‘going starigh’ contact, and those prove themselves trustworthy will be allowed concessions and supervision with tracking divices with global positioning satellite.
Science and technology therefore, along with penal reform and abolitionism, are paving the way for the new reality of control.
Wider and wider strata are becoming unpredictable and the law is not a suitable for keeping them under control. Administrative rules are now being applied as moral codes of behaviour, taking the place of law, as science takes over in the domain of social control. For science people are products of unseen forces and are not responsible for their actions. We are no longer in the realm of rationalism, voluntarism and acts of will that were at the basis of the enlightenment and law. To commit a ‘crime’ is a symptom that one is sick or crazy, antisocial or simply deviant. One becomes a criminal that must be held until one thinks, feels and acts c’cor-rectly’. There are thousands of people in prison in the UK, not for having committed a crime’, but for breaking Anti-social behaviour orders (ASBs).This takes us back to our original discourse concerning differentiation and various degrees confinement to the point of annihilation behind the prison walls.
The final aim of power is the elimination of prisons, and, for the irreducibile outlaws, the determined, conscious lawbreaker, special units that need no longer offend sensitive souls by being refered as prisons, that could more fittingly be defined as mental asylums.
Time is no longer on our side. We must act now, analytically, theoretically and above all in deed to attack and destroy the restructuring of repression and social control.
The struggle against prison can only be a revolutionary struggle whose aim is the latter’s destruction along with the law, the judiciary, the technology of control and all the other structures of the State and capital. This means that we must look at the processes in act in deph but put them back into the context of the social clash in its entirety. Prison is everywhere and must be brough into whatever struggle we decide to undertake, when every destructive moment becomes a moment of freedom, in which all prisons walls dissolve and we are at one with our beloved rebels and comrades.
(extract from ‘Deranged’ n.0)

lunes, 15 de junio de 2015

N&A: 10 diferencias entre el feminismo burgués y el fem...

N&A: 10 diferencias entre el feminismo burgués y el fem...: 1-     Las feministas burguesas buscan la protección de las mujeres a través de los aparatos coercitivos del Estado. Las feministas li...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: A 28 AÑOS DE LA OPERACION ALBANIA; NO FUE GUERRA, ...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: A 28 AÑOS DE LA OPERACION ALBANIA; NO FUE GUERRA, ...: UN HOMENAJE A LOS 12 COMPAÑER@S RODRIGUISTAS QUE CAYERON MASACRADOS POR SER LUCHADORES ANTIDICTATORIALES Y DE LA CAUSA POPULAR E nt...

Reflexiones desde Anarres: El pueblo kurdo y el anarquismo

Reflexiones desde Anarres: El pueblo kurdo y el anarquismo: Ante la ausencia de información en los medios generalistas sobre la resistencia del pueblo kurdo, frente a la barbarie religiosa y estatist...

Reflexiones desde Anarres: A menudo, en el pensamiento y en nuestra vida co...

Reflexiones desde Anarres: A menudo, en el pensamiento y en nuestra vida co...: A menudo, en el pensamiento y en nuestra vida cotidiana, y seguramente como consecuencia de la excesiva simplificación a la que a veces...

domingo, 31 de mayo de 2015

N&A: Contra el antifeminismo en el movimiento obrero - ...

N&A: Contra el antifeminismo en el movimiento obrero - ...: El presente artículo fue publicado originalmente por Errico Malatesta en el periódico anarquista de Milán, “Umanitá Nova”, alrededor de ...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: LA LEY DE PESCA-LONGUEIRA DEBE SER DEROGADA, ¡AHOR...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: LA LEY DE PESCA-LONGUEIRA DEBE SER DEROGADA, ¡AHOR...: “MÁS SOBORNOS Y CORRUPCIÓN, ¿QUÉ DEBE OCURRIR PARA QUE LA LEY DE PESCA SEA DEROGADA?” Publicado en RESUMEN [1] 31/05/15 Los...

Marcha contra la represión. 28 de Mayo

El músico Mauricio Redolés y su potente relato de la marcha nocturna: “Arde Santiago” | Radio Villa Francia

El músico Mauricio Redolés y su potente relato de la marcha nocturna: “Arde Santiago” | Radio Villa Francia

En Chile se encarcela injustamente a jóvenes que osan combatir la miseria de un sistema opresor de mente, cuerpo y alma. | somosfuegoairevientoaguatierraenexpresion

En Chile se encarcela injustamente a jóvenes que osan combatir la miseria de un sistema opresor de mente, cuerpo y alma. | somosfuegoairevientoaguatierraenexpresion

jueves, 28 de mayo de 2015

Chile Usurpado

Violencia y Control Social: Hablemos de los Intereses de la Concertación.

lunes, 6 de abril de 2015
Mientras la presidenta pide prudencia.
Por Ariel Zúñiga Núñez ( @azetaene )

Soquimich es una empresa muy especial, en los últimos años ha gastado más de cuatro mil millones de pesos en distintas “campañas comunicacionales” y debe ser uno de los negocios menos comunicativos que existen. A tal punto llegó su timidez que hizo cuanto pudo para evitar que su información contable llegara al ministerio público. Hoy medio Chile se encuentra hipócritamente escandalizado por los hallazgos, los que son apenas aquellos que filtró el servicio de impuestos internos concertacionista; de la información bruta de Soquimich nunca sabremos. Para el anecdotario quedará a Carlos Carmona (DC), presidente del tribunal constitucional (y futuro Contralor General de la República), yendo más allá del cumplimiento del deber para darle el tiempo suficiente a la empresa para “blanquear su contabilidad”, destrucción de computadores mediante.
Aún así aparecieron los nombres de algunos concertacionistas que tanto se intentó tapar. Vaya saber cuántos desaparecieron en el formateado.
Respecto a la bancada PENTA, qué se puede decir ¿Para qué tratarían de ocultar lo de Soquimich si los niños de la capitán Yebar ya los dejaron al descubierto? Para ellos esto es un golpe en el suelo; para la Concertación, en cambio, es un misil bajo la linea de flotación en un buque que ya hacía agua producto de los Dávalos-Bachelet-Compagnón.
Si usted revisa la prensa de hace un año y medio atrás se encontrará con mucha información de Soquimich, y no porque hayan redituado sus “campañas comunicacionales” sino porque se encontraban en el banquillo por el caso cascadas. Periodistas sagaces como Eric López de la radio biobío revelaron en esa época que Ponce Lerou estaba dilatando el proceso en la superintendencia de valores pues apostaba que un “cambio de administración” le fuera favorable, esto porque el yernísimo sería el gran financista de Bachelet. Les faltó decir el segundo mayor financista, todos sabemos que la concertación es sostenida por Luksic.
Sólo con la información desclasificada por impuestos internos queda de manifiesto que Ponce Lerou tiene mayoría relativa en ambas cámaras legislativas.
Todo esto sucede sin sacar al baile aún al grupo Angelini, Matte y Luksic. De Angelini están sus huellas en el caso Marta Isasi y también con la ley Longueira (ley de pesca) en donde se repiten los nombres PENTA de Pablo Wagner y del viudo más conocido de Jaime Guzmán.
Si uno quiere seguir atando cabos puede llegar al tranquilo balneario de Puertecillo en donde miles de hectáreas pertenecientes a la CORA (Corporación de Reforma Agraria) fueron traspasadas a la CONAF que administró Ponce Lerou en los setentas dictatoriales. Cómo esos predios llegaron a las manos de Pablo Longueira es un gran misterio. Lo que no es un secreto es que hoy se construye un multimillonario proyecto inmobiliario del grupo PENTA en sociedad con Longueira el deprimido.
Como pueden ver todos se conocen, y si no lo hacen son de clase media.
Como aún no aparecen las facturas Luksic tres cuartas partes de los políticos en ejercicio siguen durmiendo tranquilos, de sincerarse se sabría de qué vive el candidato eterno Marco Enriquez Gumucio o de donde sacaron para comer los concertacionistas en los interminables cuatro años del gobierno de Piñera.
Esto respecto al dinero que circula dentro de Chile.
Si hablamos de Michelle Bachelet, la ex Señora, es mejor comenzar con una sabrosa historia.
Nadie sabe para quién trabaja Wikileaks pero nadie sería tan zopenco de llegar y refutarlos, sobretodo cuando se trata de la revelación de un cable oficial del servicio exterior estadounidense.
Nuestra prensa canalla guardó absoluto silencio cuando a principios de 2011 se conoció que Michelle Bachelet, la incorruptible, se reunió en el palacio cerro Castillo la mañana del 11 de marzo de 2010, horas antes de entregar el mando con Paul Simon, embajador de los EE.UU y Rodrigo Hinzpeter Kirgberg, para la fecha abogado lobbista de una empresa termoelectrica norteamericana. Terminada la reunión Bachelet, la madre de Chile, autorizó la construcción de una nueva termoeléctrica en Puchuncaví, zona que ya se había declarado saturada de contaminantes a principios de los noventa.
La noticia pasó colada, incluso cuando los niños de la localidad comenzaron a morirse como patos.
Esta historia la conocía todo chileno bien informado, también todos y cada uno de los periodistas, empezando por aquellos que presumen de ser serios, sin embargo nadie osó preguntarle a Bachelet sobre el particular, o a Hinzpeter, quien luego ofició de ministro del interior.
Lo único que puede explicar que se haya escondido tanta basura y tan bien es que no tenemos prensa, lo que aceptamos por tal son las relaciones públicas de los grandes conglomerados económicos. Que no se nos olvide que CIPER es de COPESA, The Clinic es la intelectualidad orgánica de la concertación y a ellos los financia Luksic y Ponce Lerou, y quizá cuantos más.
Por años he sostenido en este blog que Chile es un país incluso más corrupto que nuestros vecinos pero lo que hace ostensible la corrupción en otros lugares es que disponen de prensa libre, y los trapos salen al sol tarde o temprano.
Gracias a quien más supe de casos de corrupción tapados por la prensa fue, irónicamente, de mi profesor de derecho administrativo, Carlos Carmona, presidente del tribunal constitucional (y futuro Contralor). En clases nos contó como eludieron la construcción de un enorme parque en la costanera de los pobres que debía ser la obra de mitigación por la concesión de la carretera del sol, de cómo se robaron definitivamente el 10% de los fondos previsionales de las antiguas cajas de ahorro, robo consumado en el gobierno de Eduardo Frei, y otros tantos relacionados con las empresas eléctricas, sanitarias y de telecomunicaciones. ¡Qué decir de las concesiones portuarias! También me dio las pistas para entender porqué se había trazado la linea cinco del metro por un lugar en que no vivía nadie.
Nada de esto ha salido en la prensa.
Y sobre los nexos del Laguismo con Luksic podemos decir que el primero en acusarlo fue Jorge Lavandero, un poco antes que lo asesinaran judicialmente.
Hoy vemos como ese nexo primigenio con Lagos se extendió a toda la concertación, y eso explica no sólo la muerte de Lavandero, sino también que la explotación minera sea un tema vedado en la discusión pública.
La ministra de minería es una empleada de Luksic y el de energía es de la familia Matte, los controladores de la industria forestal. Ese tipo de cuestiones no alteran a nuestros periodistas.
Además todos ellos están emparentados y los casos PENTA y Soquimich son la foto en mayor resolución que hayamos conseguido del partido transversal que gobierna a este país.
La concertación siempre supo de que el poder económico que gozaba la derecha derivaba de dinero mal habido, léase las empresas estatales privatizadas en dictadura, era obvio que parte de esos beneficios los había percibido por debajo de la mesa o no se justifica que hayan guardado tan disciplinado silencio hasta este momento. Siempre dijimos que eran “todos narcos” pero nunca habíamos tenido una evidencia tan contundente. Lo de Ponce Lerou deja en evidencia que por una pequeña cuota aportada año por medio se pagaba el silencio de la Concertación completa, y no sólo por Soquimich, sino por todos los macro robos habidos y por haber. Esto también lo habíamos dicho, nuestra disque izquierda no ha sido otra cosa que el portero pagado por el ladrón para que mire para el lado mientras roba lo que debería estar cuidando.
La presidenta pide prudencia, en momentos que debería estar pidiendo clemencia. El coro termina de llenar la piscina para un acuerdo político que traería una asamblea constituyente si es necesario.
Desde el principio se supo que Bachelet estaba más implicada que lo que incluso hoy se dice por la prensa canalla, pensemos que Ponce Lerou comenzó su cuesta abajo en las cascadas gracias a la investigación de la superintendencia de valores de Piñera, cuesta pensar que los leales y disciplinados concertacionistas se hayan atrevido a hacerlo. Bachelet sabía, gracias al servicio de impuestos internos, de la información que ha trascendido en la prensa, incluso antes que estallara el caso PENTA a lo menos. Usó su poder para retrasar que el tema llegara a la palestra aportando los gramos que faltaban para el kilo de un colapso institucional; el resultado ha sido un caudal de información a cuenta gotas, en vez que un aluvión. Gran parte de la información no será jamás desclasificada, sin embargo con ella podemos ver que Bachelet tenía en sus manos la posibilidad de deshacerse de la UDI, de sus propios partidos y de la Democracia Cristiana. Todas estos fines eran, según quienes la conocen, sus mayores ambiciones. Bachelet quería eliminar a la competencia con mayor fervor que emprender las reformitas, de esas que solo los jotosos abrigan esperanzas. La razón por la cual Bachelet no le dio el tiro de gracia a la UDI en cuanto salió el caso PENTA y blindó al Pompi Undurraga1 (ministro DC), en vez que hacer una limpieza de la casa que la dejara con total autonomía, fue que conocía de los asuntos de su hijo al dedillo y que sus negocios turbios son, seguramente, muchos más que la guinda de CAVAL.
Agenda Internacional.
Respecto a los intereses internacionales basta ver TVN y saber quienes están detrás de la concertación.
No existe área de prensa internacional más reaccionaria que la del “canal de todos”. En dicho informativo Venezuela es una dictadura, Argentina el caos, Brasil una protoargentina, Ecuador y Bolivia sucursales de poca monta de Venezuela. En lo demás siguen una linea trazada entre Tel Aviv y Washington y sin ruborizarse.
Mucho se habla de los intereses económicos nacionales que están detrás de Bachelet, pero poco se ha dicho de los intereses geoestratégicos que gobiernan a la mujer que nos gobierna. Su llegada a la ONU no fue casual, podemos afirmar que el embajador Simon extendió la más cálida recomendación a la ex Señora después de lo de Puchuncaví. Pero antes de ese asunto termoeléctrico Bachelet había instalado una base gringa a pocos kilómetros de ahí, en el fuerte Aguayo de Con Con.
Piñera hizo cuanto estuvo en sus manos por conseguir una relación tan estrecha como la que tiene Bachelet con los EEUU, y lo digo a sabiendas que el padre de Piñera recibió por años dinero de los gringos; ese es otro asunto desclasificado del cual los periodistas chilenos, incluso los que se dicen serios, guardan silencio.
Piñera puso a Hinzpeter, que conocía a Paul Simón ya que este fue embajador de EE.UU en Israel en los tiempos que Rodrigo vivió por allá. Recordemos que la dupla Simon Hinzpeter fue la causante de que Saif Khan casi llegara a Guantánamo; este burdo montaje sepultó la carrera de Paul Simon, uno de los regalones de la Casa Blanca. Los periodistas chilenos, incluso los que se dicen serios, jamás le preguntaron sobre eso a Hinzpeter.
Haciendo el ridículo y todo Piñera jamás consiguió tener la llegada que tiene la ex Señora con los EE.UU. Siempre lo he dicho, en este blog y en mi programa de radio, la Bachelet es de los gringos. Estudió en una academia militar de los gringos, fue instalada por los gringos en la ONU, en sus dos gobiernos ha tirado más para los gringos de lo que hizo el mismo Lagos.
La concertación no sólo está controlada por los más oscuros intereses empresariales nacionales, también lo está por los transnacionales. El poder que tiene Microsoft en Chile no lo tiene en ningún otro lugar de América latina y quizá del mundo.
Las relaciones internacionales chilenas son tan burdamente gringas que no dejan cayo sin pisar del vecino.
Durante su primer gobierno el requisito necesario para ser ministro fue tener la venía de los EE.UU; hoy también ha preferido a quienes ostentan acreditación universitaria estadounidense.
Bachelet no sólo fue “el candidato tapado de los militares” como nos anunció el historiador Alfredo Jocelyn Holt sino que el de los gringos. Sus credenciales de izquierda, incuestionables en cuanto al pasado respecta, han servido de perfecta cobertura para blindarla de cualquier crítica, pese a sus acciones públicas y privadas, de estas últimas recién estamos conociendo.
Irónicamente su caída ha sido detonada por la mentalidad estadounidense imbricada en su propia familia. Sebastián Dávalos ha exigido vivir como lo hacen los gringos que gobiernan, haciendo la mayor ostentación posible del poder y del dinero, eso ha descorrido el velo y ha aparecido la instantánea de toda la clase dirigente nacional en el paroxismo de su codicia.


1.- Undurraga, ex alcalde de Maipú, tiene un historial bastante antiguo de casos turbios que han sido tapados con camionadas de tierra. Pasó de director del SERNAC a alcalde de una de las comunas con mayor presupuesto del país. Como alcalde se relacionó con KDM, empresa que se adjudicó la concesión de aseo comunal gracias a maletines por debajo de la mesa que recibió un concejal UDI que se prestó de intermediario en un comienzo. Con el tiempo se hizo socio de ese concejal el actual alcalde, delfín de Undurraga, quien se postuló en el cargo debido a que el Ponpi intentó, sin éxito, ser senador. Platas de KDM pasaron por Vittori, es más este colaboró en que la empresa ganará concesiones análogas en otras comunas. De estos asuntos nunca ha hablado el actual ministro de obras públicas. Tampoco ha preguntado la prensa, incluso la que se dice seria.