sábado, 18 de julio de 2015

martes, 14 de julio de 2015

Resistencia Antiimperialista Tsipras traiciona a los griegos

Resistencia Antiimperialista Tsipras traiciona a los griegos

PRISON: ABOLISH OR DESTROY;

PRISON: ABOLISH OR DESTROY;



The plan is to empty the prison of the great majority of prisoners and throw them back into the prison-system using the technology of isolation and control; and for the minority of irreducibile rebels, keep them inside for ever. What is being presented as ‘progress’ is nothing other than the advance and spread of repression. This is what the abolitionists are really subscribing to:’change everything so that everything remains the same’.
It has been said, not mistakenly, that those who do most harm in this world are those who try to do most good. Still today, with increasing isolation and atomisation od individuals, there are people around who decide to ruin their lives with excessive altruism. Always with the best of intentions, they set out to try to remedy the ills they see before them. They can even be paid by the State for doing so, and this is one of the great swindles of capital: it imposes conditions of untold suffering and, through its ally the State, paves the way for it to be prolonged in time, rationalised and reformed.
Prison, a superlative weapon in the arsenal of the bosses of the planet for the past few hundred years, is a fine example of this marriage of repression and reform. From the time that reclusion became an arm of capital in dealing with its increasingly impoverished to remain indifferent to the appalling conditions, rather than put their own privileges on the line and fight for the complete upturning of a world capable of such atrocity, dedicated much of their efforts to the description and rationalization of such infamy.
Erected in full view of the poor, the primary role of the prison was to threaten by its very existence. Deportation and public execution were surpassed by events (the end of the American colonies, the danger presented by the rabble who were supposed to reap moral benefit from the executioner’s antics) giving way to great impenetrable fortresses, often in the centre of towns, to act both as a deterrent and place of separation. This led to a great army of social and religious reformers intent on redeeming the poor disgraced ones.
One of the great moral philosopher of England, Jeremy Bentham, was to mark his place in the history of repression as the inventor of the Panopticon, where all prisoners could be conteolled by one guard, and were unable to know exactly when they were being observed. A giant step for humanity. Social orthopaedics became the predominant aim of prison. The prisoners was not just to languish in inactivity the nobility of work and submission to authority.
However, by the very fact that they are receptables of large numbers of people held against their will, and without the consensus of large areas of exploited outside who have nothing to gain from their existence, these great edifices of human cruelty were moved out to the most barren suburbs. Prison no longer needs to be seen, or even contemplated, in order to serve its function. With the advance of capital, religion and the work ethic, the majority of the exploited now live within the paradigms of the law, not through direct fear of going to prison, but because they believe it is right for them to do so, and are able to see to their basic needs within the parametres of exploitation: work, pay, suffer, complain, but go back to work for receive State benefits and struggle to suvive….
Law took the place of ethical choice…if something is legal, it is ‘right’, illegal, it is ‘wrong’…and so the crimes of the State and capital – widescale plunder and mass murder – by falling into the domain of legality, are considered just the normal way of things. Needless to say, the boundaries between legality and illegality are not absolute. Many of the activies of the exploited come close to, or enter, illegality – the area defined as petty ctime or delinquency. But the law could never be enforced in absolute without the whole machinery of capital drawing to a halt. At the same time, without the underlying threat of prison, the whole legal mystification would be a joke.
So, prison is no just an infamous building built of stone or reinforced concrete, an nauseating container of suffering where the most abject moments of humanity are lived out in silence and out of view, it is inseparable from other repressive institutions such as the State, the judiciary, religion, scholl. It is thus an indispensable part of the whole relational flux the of the class war in act. And this is the only way to approach prison if we are anarchists, revolutionaries and social fighters. Woe if we were to extract this great monument to human misery from its whole context and consider it a ‘thing in itself’ in the vein of the sociologist, psychologist or social reformer. These people need prisons, we do not.
Of course, as we have said, prison is also an entity that has been constructed in the logic of impenetrability and absolute containment. Reinforced walls within walls, bars, keys, electronic circuits, armed struggle, radio control, etc., all contribute to the existence of a structure (not by chance often referred to as ‘another planet’ by those inside) that as the sole purpose of keeping individuals separate from the rest of the world and, as far as possible, from each other.
However, in line with the development of the rest of postindustrial society, prisons and its supporting structures are now undergoing significant change. On the one hand they are opening up to the world outside for the prisoners who are prepared to participate in their own imprisonment, and closing fown absolutely on those who choose to live against or beyond the law and continue to do so within the prison walls, preferring to preserve their dignity rather than subscribe to a promise of getting out before their time, grovelling and on their knees.
Life on the outside is also becoming increasingly controlled through the extended use of cameras and curfews, breaking down the precise boundary that once existed between prison and the rest of society. Neverthless, prisons are undoubtedly fortresses and the conditions for getting nearer to the gate are still long and protracted. Proof must be given of good behaviour and a desire to let oneself if be recuperated into a situation of passivity and dialogue with the institution. But once undertaken, this path leads to an infinity of possibilities, each of which depends on a continual assessment of individual behaviour undertaken in the first place little effort to imagine the effects of this dual power in the hands of such vile creatures. Not only do they hold the key to the cell, thay can also directly affect the lengh of your sentence and the quality of your permanence behind bars. All prisoners haves files, like hospital notes, and these are constantly updted and accompany them throughout their trajectory in the underworld. Prison authority is stupid and petty, enforced by stupid, petty cowardly individuals, mere cogs in the state machinery who are rarely taken to task for their actions. The slightest sign of a noncompliance by prisoners is immediately signalled and the culprits are cickly singled out as rebels, agitators or troublemakers because the scum of the earth who are prepared to lock people up behind bars for years on end for a miserable wage are lazy bastards who want to have as little trouble as possible. They are also shit scared of the ever present eventuality of mutiny or insurrection. For this reason, and given, and given that the new technologies make it possible, prisons, like all the great receptacles of human suffering, are destinated to disappear, as such.
In the meantime, the immediate project of prison is to change the culture inside the walls from one of resistance such as that, experienced in the eighties in many parts of the world, to one of conformity and aquiescence. This is what the do-gooders are subscribing to when they campaign for improvements inside the prisons. TV in the cell, yes, but this can be used as the carrot to keep you in line, to keep you from showing solidarity to your fellow prisoners or rebelling to get your basic human rights.
Now the pressure is on to empty the prisons of the great majority of prisoners, isolating people and throwing them back into the ghettos that are the source of the illbeing that put them inside in the first place, and, for the minority of irreducibile rebels, keep them inside for evr…And they need a great operation by all the fabricators of opinion to gain consensus for such a gigantic move in social terms. The technology is ready, minds are not.
This is where the abolitionists can play their part. Many of them are recycled militants from the struggles of the sixties and seventies, and some have know the inside of the prison walls themselves. They have convicted themselves that they ‘lost the war’ and capitalism is no longer in crisis, so nothing remains but to change it from within, smoothing out the most distasteful and ugly sore such as prison.For them the underlying basis of prison, the judiciary and the law, are no put in question. Even less the repressive social institutions of the State that will be called to readjust their role from sentencing to negotiating sanctions with offered parties, those effected by the ‘crimes’. Clearly this is ultimately in the interest of the State that has already embarked along the road of prison abolition, without calling it such for reasons of consensus. Already in the US and the UK thousands of prisoners have been released before the end of their term on the conditions that thau submit to electronic tagging and curfews. There is a project underway in England to release about 60,000 prisoners and set them to do unpaid work while wearing fuorescent yellow jackets emblazoned with ‘Community Payback’.In London the proposal is that they should work on preparations and buildings for the Olympic Games in 2012. Offenders will be invited to sigh a ‘going starigh’ contact, and those prove themselves trustworthy will be allowed concessions and supervision with tracking divices with global positioning satellite.
Science and technology therefore, along with penal reform and abolitionism, are paving the way for the new reality of control.
Wider and wider strata are becoming unpredictable and the law is not a suitable for keeping them under control. Administrative rules are now being applied as moral codes of behaviour, taking the place of law, as science takes over in the domain of social control. For science people are products of unseen forces and are not responsible for their actions. We are no longer in the realm of rationalism, voluntarism and acts of will that were at the basis of the enlightenment and law. To commit a ‘crime’ is a symptom that one is sick or crazy, antisocial or simply deviant. One becomes a criminal that must be held until one thinks, feels and acts c’cor-rectly’. There are thousands of people in prison in the UK, not for having committed a crime’, but for breaking Anti-social behaviour orders (ASBs).This takes us back to our original discourse concerning differentiation and various degrees confinement to the point of annihilation behind the prison walls.
The final aim of power is the elimination of prisons, and, for the irreducibile outlaws, the determined, conscious lawbreaker, special units that need no longer offend sensitive souls by being refered as prisons, that could more fittingly be defined as mental asylums.
Time is no longer on our side. We must act now, analytically, theoretically and above all in deed to attack and destroy the restructuring of repression and social control.
The struggle against prison can only be a revolutionary struggle whose aim is the latter’s destruction along with the law, the judiciary, the technology of control and all the other structures of the State and capital. This means that we must look at the processes in act in deph but put them back into the context of the social clash in its entirety. Prison is everywhere and must be brough into whatever struggle we decide to undertake, when every destructive moment becomes a moment of freedom, in which all prisons walls dissolve and we are at one with our beloved rebels and comrades.
(extract from ‘Deranged’ n.0)

lunes, 15 de junio de 2015

N&A: 10 diferencias entre el feminismo burgués y el fem...

N&A: 10 diferencias entre el feminismo burgués y el fem...: 1-     Las feministas burguesas buscan la protección de las mujeres a través de los aparatos coercitivos del Estado. Las feministas li...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: A 28 AÑOS DE LA OPERACION ALBANIA; NO FUE GUERRA, ...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: A 28 AÑOS DE LA OPERACION ALBANIA; NO FUE GUERRA, ...: UN HOMENAJE A LOS 12 COMPAÑER@S RODRIGUISTAS QUE CAYERON MASACRADOS POR SER LUCHADORES ANTIDICTATORIALES Y DE LA CAUSA POPULAR E nt...

Reflexiones desde Anarres: El pueblo kurdo y el anarquismo

Reflexiones desde Anarres: El pueblo kurdo y el anarquismo: Ante la ausencia de información en los medios generalistas sobre la resistencia del pueblo kurdo, frente a la barbarie religiosa y estatist...

Reflexiones desde Anarres: A menudo, en el pensamiento y en nuestra vida co...

Reflexiones desde Anarres: A menudo, en el pensamiento y en nuestra vida co...: A menudo, en el pensamiento y en nuestra vida cotidiana, y seguramente como consecuencia de la excesiva simplificación a la que a veces...

domingo, 31 de mayo de 2015

N&A: Contra el antifeminismo en el movimiento obrero - ...

N&A: Contra el antifeminismo en el movimiento obrero - ...: El presente artículo fue publicado originalmente por Errico Malatesta en el periódico anarquista de Milán, “Umanitá Nova”, alrededor de ...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: LA LEY DE PESCA-LONGUEIRA DEBE SER DEROGADA, ¡AHOR...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: LA LEY DE PESCA-LONGUEIRA DEBE SER DEROGADA, ¡AHOR...: “MÁS SOBORNOS Y CORRUPCIÓN, ¿QUÉ DEBE OCURRIR PARA QUE LA LEY DE PESCA SEA DEROGADA?” Publicado en RESUMEN [1] 31/05/15 Los...

Marcha contra la represión. 28 de Mayo

El músico Mauricio Redolés y su potente relato de la marcha nocturna: “Arde Santiago” | Radio Villa Francia

El músico Mauricio Redolés y su potente relato de la marcha nocturna: “Arde Santiago” | Radio Villa Francia

En Chile se encarcela injustamente a jóvenes que osan combatir la miseria de un sistema opresor de mente, cuerpo y alma. | somosfuegoairevientoaguatierraenexpresion

En Chile se encarcela injustamente a jóvenes que osan combatir la miseria de un sistema opresor de mente, cuerpo y alma. | somosfuegoairevientoaguatierraenexpresion

jueves, 28 de mayo de 2015

Chile Usurpado

Violencia y Control Social: Hablemos de los Intereses de la Concertación.

lunes, 6 de abril de 2015
Mientras la presidenta pide prudencia.
Por Ariel Zúñiga Núñez ( @azetaene )

Soquimich es una empresa muy especial, en los últimos años ha gastado más de cuatro mil millones de pesos en distintas “campañas comunicacionales” y debe ser uno de los negocios menos comunicativos que existen. A tal punto llegó su timidez que hizo cuanto pudo para evitar que su información contable llegara al ministerio público. Hoy medio Chile se encuentra hipócritamente escandalizado por los hallazgos, los que son apenas aquellos que filtró el servicio de impuestos internos concertacionista; de la información bruta de Soquimich nunca sabremos. Para el anecdotario quedará a Carlos Carmona (DC), presidente del tribunal constitucional (y futuro Contralor General de la República), yendo más allá del cumplimiento del deber para darle el tiempo suficiente a la empresa para “blanquear su contabilidad”, destrucción de computadores mediante.
Aún así aparecieron los nombres de algunos concertacionistas que tanto se intentó tapar. Vaya saber cuántos desaparecieron en el formateado.
Respecto a la bancada PENTA, qué se puede decir ¿Para qué tratarían de ocultar lo de Soquimich si los niños de la capitán Yebar ya los dejaron al descubierto? Para ellos esto es un golpe en el suelo; para la Concertación, en cambio, es un misil bajo la linea de flotación en un buque que ya hacía agua producto de los Dávalos-Bachelet-Compagnón.
Si usted revisa la prensa de hace un año y medio atrás se encontrará con mucha información de Soquimich, y no porque hayan redituado sus “campañas comunicacionales” sino porque se encontraban en el banquillo por el caso cascadas. Periodistas sagaces como Eric López de la radio biobío revelaron en esa época que Ponce Lerou estaba dilatando el proceso en la superintendencia de valores pues apostaba que un “cambio de administración” le fuera favorable, esto porque el yernísimo sería el gran financista de Bachelet. Les faltó decir el segundo mayor financista, todos sabemos que la concertación es sostenida por Luksic.
Sólo con la información desclasificada por impuestos internos queda de manifiesto que Ponce Lerou tiene mayoría relativa en ambas cámaras legislativas.
Todo esto sucede sin sacar al baile aún al grupo Angelini, Matte y Luksic. De Angelini están sus huellas en el caso Marta Isasi y también con la ley Longueira (ley de pesca) en donde se repiten los nombres PENTA de Pablo Wagner y del viudo más conocido de Jaime Guzmán.
Si uno quiere seguir atando cabos puede llegar al tranquilo balneario de Puertecillo en donde miles de hectáreas pertenecientes a la CORA (Corporación de Reforma Agraria) fueron traspasadas a la CONAF que administró Ponce Lerou en los setentas dictatoriales. Cómo esos predios llegaron a las manos de Pablo Longueira es un gran misterio. Lo que no es un secreto es que hoy se construye un multimillonario proyecto inmobiliario del grupo PENTA en sociedad con Longueira el deprimido.
Como pueden ver todos se conocen, y si no lo hacen son de clase media.
Como aún no aparecen las facturas Luksic tres cuartas partes de los políticos en ejercicio siguen durmiendo tranquilos, de sincerarse se sabría de qué vive el candidato eterno Marco Enriquez Gumucio o de donde sacaron para comer los concertacionistas en los interminables cuatro años del gobierno de Piñera.
Esto respecto al dinero que circula dentro de Chile.
Si hablamos de Michelle Bachelet, la ex Señora, es mejor comenzar con una sabrosa historia.
Nadie sabe para quién trabaja Wikileaks pero nadie sería tan zopenco de llegar y refutarlos, sobretodo cuando se trata de la revelación de un cable oficial del servicio exterior estadounidense.
Nuestra prensa canalla guardó absoluto silencio cuando a principios de 2011 se conoció que Michelle Bachelet, la incorruptible, se reunió en el palacio cerro Castillo la mañana del 11 de marzo de 2010, horas antes de entregar el mando con Paul Simon, embajador de los EE.UU y Rodrigo Hinzpeter Kirgberg, para la fecha abogado lobbista de una empresa termoelectrica norteamericana. Terminada la reunión Bachelet, la madre de Chile, autorizó la construcción de una nueva termoeléctrica en Puchuncaví, zona que ya se había declarado saturada de contaminantes a principios de los noventa.
La noticia pasó colada, incluso cuando los niños de la localidad comenzaron a morirse como patos.
Esta historia la conocía todo chileno bien informado, también todos y cada uno de los periodistas, empezando por aquellos que presumen de ser serios, sin embargo nadie osó preguntarle a Bachelet sobre el particular, o a Hinzpeter, quien luego ofició de ministro del interior.
Lo único que puede explicar que se haya escondido tanta basura y tan bien es que no tenemos prensa, lo que aceptamos por tal son las relaciones públicas de los grandes conglomerados económicos. Que no se nos olvide que CIPER es de COPESA, The Clinic es la intelectualidad orgánica de la concertación y a ellos los financia Luksic y Ponce Lerou, y quizá cuantos más.
Por años he sostenido en este blog que Chile es un país incluso más corrupto que nuestros vecinos pero lo que hace ostensible la corrupción en otros lugares es que disponen de prensa libre, y los trapos salen al sol tarde o temprano.
Gracias a quien más supe de casos de corrupción tapados por la prensa fue, irónicamente, de mi profesor de derecho administrativo, Carlos Carmona, presidente del tribunal constitucional (y futuro Contralor). En clases nos contó como eludieron la construcción de un enorme parque en la costanera de los pobres que debía ser la obra de mitigación por la concesión de la carretera del sol, de cómo se robaron definitivamente el 10% de los fondos previsionales de las antiguas cajas de ahorro, robo consumado en el gobierno de Eduardo Frei, y otros tantos relacionados con las empresas eléctricas, sanitarias y de telecomunicaciones. ¡Qué decir de las concesiones portuarias! También me dio las pistas para entender porqué se había trazado la linea cinco del metro por un lugar en que no vivía nadie.
Nada de esto ha salido en la prensa.
Y sobre los nexos del Laguismo con Luksic podemos decir que el primero en acusarlo fue Jorge Lavandero, un poco antes que lo asesinaran judicialmente.
Hoy vemos como ese nexo primigenio con Lagos se extendió a toda la concertación, y eso explica no sólo la muerte de Lavandero, sino también que la explotación minera sea un tema vedado en la discusión pública.
La ministra de minería es una empleada de Luksic y el de energía es de la familia Matte, los controladores de la industria forestal. Ese tipo de cuestiones no alteran a nuestros periodistas.
Además todos ellos están emparentados y los casos PENTA y Soquimich son la foto en mayor resolución que hayamos conseguido del partido transversal que gobierna a este país.
La concertación siempre supo de que el poder económico que gozaba la derecha derivaba de dinero mal habido, léase las empresas estatales privatizadas en dictadura, era obvio que parte de esos beneficios los había percibido por debajo de la mesa o no se justifica que hayan guardado tan disciplinado silencio hasta este momento. Siempre dijimos que eran “todos narcos” pero nunca habíamos tenido una evidencia tan contundente. Lo de Ponce Lerou deja en evidencia que por una pequeña cuota aportada año por medio se pagaba el silencio de la Concertación completa, y no sólo por Soquimich, sino por todos los macro robos habidos y por haber. Esto también lo habíamos dicho, nuestra disque izquierda no ha sido otra cosa que el portero pagado por el ladrón para que mire para el lado mientras roba lo que debería estar cuidando.
La presidenta pide prudencia, en momentos que debería estar pidiendo clemencia. El coro termina de llenar la piscina para un acuerdo político que traería una asamblea constituyente si es necesario.
Desde el principio se supo que Bachelet estaba más implicada que lo que incluso hoy se dice por la prensa canalla, pensemos que Ponce Lerou comenzó su cuesta abajo en las cascadas gracias a la investigación de la superintendencia de valores de Piñera, cuesta pensar que los leales y disciplinados concertacionistas se hayan atrevido a hacerlo. Bachelet sabía, gracias al servicio de impuestos internos, de la información que ha trascendido en la prensa, incluso antes que estallara el caso PENTA a lo menos. Usó su poder para retrasar que el tema llegara a la palestra aportando los gramos que faltaban para el kilo de un colapso institucional; el resultado ha sido un caudal de información a cuenta gotas, en vez que un aluvión. Gran parte de la información no será jamás desclasificada, sin embargo con ella podemos ver que Bachelet tenía en sus manos la posibilidad de deshacerse de la UDI, de sus propios partidos y de la Democracia Cristiana. Todas estos fines eran, según quienes la conocen, sus mayores ambiciones. Bachelet quería eliminar a la competencia con mayor fervor que emprender las reformitas, de esas que solo los jotosos abrigan esperanzas. La razón por la cual Bachelet no le dio el tiro de gracia a la UDI en cuanto salió el caso PENTA y blindó al Pompi Undurraga1 (ministro DC), en vez que hacer una limpieza de la casa que la dejara con total autonomía, fue que conocía de los asuntos de su hijo al dedillo y que sus negocios turbios son, seguramente, muchos más que la guinda de CAVAL.
Agenda Internacional.
Respecto a los intereses internacionales basta ver TVN y saber quienes están detrás de la concertación.
No existe área de prensa internacional más reaccionaria que la del “canal de todos”. En dicho informativo Venezuela es una dictadura, Argentina el caos, Brasil una protoargentina, Ecuador y Bolivia sucursales de poca monta de Venezuela. En lo demás siguen una linea trazada entre Tel Aviv y Washington y sin ruborizarse.
Mucho se habla de los intereses económicos nacionales que están detrás de Bachelet, pero poco se ha dicho de los intereses geoestratégicos que gobiernan a la mujer que nos gobierna. Su llegada a la ONU no fue casual, podemos afirmar que el embajador Simon extendió la más cálida recomendación a la ex Señora después de lo de Puchuncaví. Pero antes de ese asunto termoeléctrico Bachelet había instalado una base gringa a pocos kilómetros de ahí, en el fuerte Aguayo de Con Con.
Piñera hizo cuanto estuvo en sus manos por conseguir una relación tan estrecha como la que tiene Bachelet con los EEUU, y lo digo a sabiendas que el padre de Piñera recibió por años dinero de los gringos; ese es otro asunto desclasificado del cual los periodistas chilenos, incluso los que se dicen serios, guardan silencio.
Piñera puso a Hinzpeter, que conocía a Paul Simón ya que este fue embajador de EE.UU en Israel en los tiempos que Rodrigo vivió por allá. Recordemos que la dupla Simon Hinzpeter fue la causante de que Saif Khan casi llegara a Guantánamo; este burdo montaje sepultó la carrera de Paul Simon, uno de los regalones de la Casa Blanca. Los periodistas chilenos, incluso los que se dicen serios, jamás le preguntaron sobre eso a Hinzpeter.
Haciendo el ridículo y todo Piñera jamás consiguió tener la llegada que tiene la ex Señora con los EE.UU. Siempre lo he dicho, en este blog y en mi programa de radio, la Bachelet es de los gringos. Estudió en una academia militar de los gringos, fue instalada por los gringos en la ONU, en sus dos gobiernos ha tirado más para los gringos de lo que hizo el mismo Lagos.
La concertación no sólo está controlada por los más oscuros intereses empresariales nacionales, también lo está por los transnacionales. El poder que tiene Microsoft en Chile no lo tiene en ningún otro lugar de América latina y quizá del mundo.
Las relaciones internacionales chilenas son tan burdamente gringas que no dejan cayo sin pisar del vecino.
Durante su primer gobierno el requisito necesario para ser ministro fue tener la venía de los EE.UU; hoy también ha preferido a quienes ostentan acreditación universitaria estadounidense.
Bachelet no sólo fue “el candidato tapado de los militares” como nos anunció el historiador Alfredo Jocelyn Holt sino que el de los gringos. Sus credenciales de izquierda, incuestionables en cuanto al pasado respecta, han servido de perfecta cobertura para blindarla de cualquier crítica, pese a sus acciones públicas y privadas, de estas últimas recién estamos conociendo.
Irónicamente su caída ha sido detonada por la mentalidad estadounidense imbricada en su propia familia. Sebastián Dávalos ha exigido vivir como lo hacen los gringos que gobiernan, haciendo la mayor ostentación posible del poder y del dinero, eso ha descorrido el velo y ha aparecido la instantánea de toda la clase dirigente nacional en el paroxismo de su codicia.


1.- Undurraga, ex alcalde de Maipú, tiene un historial bastante antiguo de casos turbios que han sido tapados con camionadas de tierra. Pasó de director del SERNAC a alcalde de una de las comunas con mayor presupuesto del país. Como alcalde se relacionó con KDM, empresa que se adjudicó la concesión de aseo comunal gracias a maletines por debajo de la mesa que recibió un concejal UDI que se prestó de intermediario en un comienzo. Con el tiempo se hizo socio de ese concejal el actual alcalde, delfín de Undurraga, quien se postuló en el cargo debido a que el Ponpi intentó, sin éxito, ser senador. Platas de KDM pasaron por Vittori, es más este colaboró en que la empresa ganará concesiones análogas en otras comunas. De estos asuntos nunca ha hablado el actual ministro de obras públicas. Tampoco ha preguntado la prensa, incluso la que se dice seria.


Violencia y Control Social: Hablemos de los Intereses de la Concertación.

Violencia y Control Social: Hablemos de los Intereses de la Concertación.

martes, 19 de mayo de 2015

COLECTIVO ACCION DIRECTA: COMUNICADO PÚBLICO A RAÍZ DEL ASESINATO DE LOS DOS...

COLECTIVO ACCION DIRECTA: COMUNICADO PÚBLICO A RAÍZ DEL ASESINATO DE LOS DOS...: Comunicado Público a raíz del asesinato de los dos jóvenes estudiantes y la cuenta pública del Gobierno, este nuevo 21 de Mayo, 2015. ...

¿Por qué estamos en contra de todas las prisiones? (es/it)

¿Por qué estamos en contra de todas las prisiones? (es/it)

Humor y Conciencia

Radio Popular Enrique Torres: El despreciable arte de ser un #FachoPobre

Radio Popular Enrique Torres: El despreciable arte de ser un #FachoPobre: Hablar de facho y hablar de pobre dentro de un mismo párrafo para cualquier persona podría ser descabellado por decir lo menos, más au...

Fuego en la oscuridad.

martes, 12 de mayo de 2015

a r r e z a f e: NORTE / SUR

a r r e z a f e: NORTE / SUR

a r r e z a f e: NORTE / SUR

a r r e z a f e: NORTE / SUR

Alfredo María Bonanno: «Ninguna posición política de compromiso tendría que ser aceptada.» (ENTREVISTA DE COLUMNA NEGRA, Noviembre 2012)

Alfredo María Bonanno: «Ninguna posición política de compromiso tendría que ser aceptada.» (ENTREVISTA DE COLUMNA NEGRA, Noviembre 2012)

Actualidad del anarquismo | Acracia

Actualidad del anarquismo | Acracia

Humor y Conciencia

Rebelion. Mar para Bolivia...

Rebelion. Mar para Bolivia...

Humor y Conciencia

Humor y Conciencia

29 Días en huelga de hambre: Solidaridad con Juan,Nattaly y Guillermo /12 de Mayo | Publicacion Refractario

29 Días en huelga de hambre: Solidaridad con Juan,Nattaly y Guillermo /12 de Mayo | Publicacion Refractario






El monopolio ideológico de los medios de comunicación en Chile | GAMBA

El monopolio ideológico de los medios de comunicación en Chile | GAMBA




lunes, 13 de abril de 2015

[Nota + Videos] Las venas abiertas de América Latina se desangran de rabia ante el fallecimiento de Eduardo Galeano |

[Nota + Videos] Las venas abiertas de América Latina se desangran de rabia ante el fallecimiento de Eduardo Galeano |

a r r e z a f e: EDUARDO GALEANO (1940 - 2015)

a r r e z a f e: EDUARDO GALEANO (1940 - 2015)

Humor y Conciencia

[[10-20 Abril: Solo lucha frente a la sociedad carcelaria] Actividad 14 de Abril. 19:00Hrs …Buscando Complices | publicacionrefractario

Fotos.Panfleto en solidaridad con Juan y Nataly y contra el hostigamiento carcelario | publicacionrefractario


domingo, 12 de abril de 2015

El parlamentarismo usurpa la soberanía del pueblo y legitima las estructuras de poder establecidas | GAMBA

democracia no al voto 3


Los partidos políticos, como elemento reproductor del sistema y de sus dinámicas de poder, únicamente desempeñan una actividad reformadora que se circunscribe a la realización de meras mejoras parciales, y siempre en su propio interés, dentro del marco general que define y estructura al sistema de dominación del que se benefician. La acción partidista, en tanto que reformista, retroalimenta y renueva al sistema establecido y contribuye a perfeccionarlo con la creación de una nueva legitimidad después de cada proceso electoral.

Por otro lado el parlamentarismo contribuye, a través de la acción de los partidos políticos, a anular la diversidad que es inherente a toda sociedad. En la medida en que la sociedad está constituida por personas con diferentes opiniones, orígenes, ideas, creencias, etc., el partido político, por el contrario, está compuesto por gentes que tienen los mismos intereses, puntos de vista, opiniones, cultura, creencias, etc., cuya acción está encaminada de un modo u otro a imponer o extender a través de la conquista del poder político sus ideas, doctrinas, intereses, etc. Los partidos políticos son, en definitiva, grupos de poder que cuentan con sus propios intereses y que tratan de llevarlos a cabo a través de la conquista del poder del Estado.

Dentro del sistema parlamentario los partidos políticos no sólo ejercen la función de representación con la que sustituyen al pueblo a la hora de tomar decisiones políticas. Al mismo tiempo articulan la voluntad del pueblo a través de la propaganda en los medios de comunicación (prensa, radio, televisión, Internet, etc…) dirigidos a manipular la conciencia del individuo para conseguir su voto.  Pero lo definitorio del sistema parlamentario es el hecho de que la autoridad política, y más específicamente la capacidad legislativa, está en manos del parlamento. Esto significa que sus integrantes son soberanos, es decir, disponen de la capacidad para tomar decisiones vinculantes para la población del territorio de su jurisdicción y cuentan, asimismo, con el derecho al uso de la violencia para aplicar dichas decisiones. Son detentadores de un poder originario, no dependiente ni externa ni internamente de ninguna otra autoridad. Poseen el monopolio del derecho y de la violencia, de forma que pueden, y de hecho así lo hacen, imponerse a cualquier otra fuente de autoridad.

Ocupan una posición de poder que los sitúa por encima del resto de la población, y cuentan asimismo con la inmunidad que concede el ejercicio del mando. Esa posición es la que permite a los parlamentarios tomar decisiones en el lugar del pueblo, y es ahí donde radica la principal desigualdad, y por tanto el principal privilegio, inherente a cualquier sistema parlamentario: la capacidad de decidir por los demás en su propio nombre. De esta forma el parlamento constituye una institución altamente exclusiva que impide al pueblo el ejercicio de la política y que monopoliza y usurpa la soberanía del pueblo.

Así pues, donde gobierna el parlamento no lo hace el pueblo, pues los integrantes de esta institución, además de ser una minoría, constituyen una elite política que no es el pueblo sino un grupo altamente exclusivo que ejerce el mando sobre el pueblo. La elite política, gracias al privilegio de gobernar a los demás, establece un orden social a la medida de sus intereses, pues la tendencia inherente de quien detenta el poder es la de conservarlo para continuar ejerciéndolo. En este sentido el poder, dada su naturaleza egoísta, lleva a quien lo posee a buscar su propio interés que igualmente se define en términos de poder: económico, político, cultural, intelectual, militar, etc… Por tanto, las instituciones oficiales lejos de existir para prestar un servicio a la sociedad existen para servirse de la sociedad de cara a conseguir sus propios y particulares intereses.

Asimismo, el poder necesita de una justificación de tipo moral y legal que se base en las creencias e ideas aceptadas en la sociedad. Requiere, entonces, de una legitimidad que haga aceptables sus decisiones y el orden establecido. En el sistema parlamentario las elecciones sirven para este propósito al ser el parlamento la institución encargada de representar al pueblo que, en dichos procesos, elige a sus representantes. Pero en la medida en que la sociedad se organiza a través del Estado y que este cuenta con un elevado poder, estas elecciones son realizadas en un contexto de falta de libertad al estar sometidas a la supervisión y vigilancia de la coerción del aparato militar y policial del propio Estado. A esto se suma el carácter propagandístico y tremendamente demagógico de un sistema de elecciones en el que se vulnera la libertad de conciencia, y que trata por todos los medios de manipular al individuo para conseguir su voto. En estas circunstancias los diferentes partidos o coaliciones no parten de una misma posición de igualdad de oportunidades, pues finalmente son aquellos que son capaces de costearse la campaña electoral más cara quienes ganan las elecciones.



democracia no al voto 2



Por otra parte las elecciones al parlamento consisten en que cada diputado ejerza la representación de los miles, e incluso cientos de miles, de habitantes de una determinada circunscripción electoral. Esto significa la ausencia de cualquier tipo de lazo orgánico popular del parlamentario con los electores al ser considerado un representante de todo el pueblo junto a los demás parlamentarios. Desde el momento en que recibe los votos el parlamentario se hace, junto a sus colegas, con el monopolio de la soberanía y comienza a decidir en el lugar del pueblo. A través del proceso electoral no sólo se contribuye a crear una legitimidad, y dado el caso a renovar a una parte de la elite política, sino que se produce una usurpación y monopolización de la soberanía del pueblo.

El parlamentarismo es, en contra de toda la teoría política que lo inspira y justifica, un sistema político dictatorial que concentra el poder en unas mismas instancias a semejanza de los regímenes totalitarios. Esto viene dado por el hecho de que el parlamento, pese a la ficción jurídica que establecen las constituciones, no es sino la representación del partido o coalición de partidos vencedores en unas elecciones, pues los titulares de los escaños son los representantes de sus respectivos partidos, y por tanto de los intereses, opiniones, ideas, etc., de quienes los componen. A esto se suma el hecho de que en la mayoría parlamentaria es sobre la que recae el poder ejecutivo, lo que pone en tela de juicio su función de control del gobierno. De esta forma el poder ejecutivo y el poder legislativo se funden y dan lugar a un sistema profundamente despótico.

Por otro lado, el parlamentarismo ha demostrado ser un sistema político muy funcional tanto para la conservación de las estructuras de poder establecidas como para su legitimación. En lo que a esto respecta ha servido para canalizar los conflictos sociales dentro de las instituciones, y con ello no sólo ha gestionado dichos conflictos sino que también ha diluido las contradicciones sociales latentes al constituir un medio para la colaboración entre clases y la paz social.

Con el parlamentarismo, la elite dominante atenúa la lucha de clases al subordinarla a los partidos políticos, pues el delegacionismo ha servido para la desaparición de cualquier noción de oposición entre las clases, pero también para que se haya perdido la conciencia de clase como tal al diluirse en el ciudadanismo imperante. Asimismo, la delegación, tanto en los comités de los partidos políticos como en los parlamentos, significa la desvinculación de la clase sometida de sus problemas al dejar en manos de las instituciones y de otros agentes ajenos a ella su gestión y resolución. Todo esto conlleva el aburguesamiento y el conformismo al aceptar las jerarquías del parlamentarismo, y consecuentemente a esperarlo todo de esas estructuras de poder. En la medida en que la clase sometida deja de estar involucrada con su propia problemática la lucha de clases se diluye en las instituciones, pero con ella también todo sentimiento de lucha al ser ahogado por esas mismas instituciones a través de la intermediación política de los partidos, lo que contribuye a crear así un clima de paz social.

La intermediación que establece el parlamentarismo conlleva igualmente que las organizaciones populares y de clase pierdan su autonomía y queden supeditadas a los partidos políticos que capitalizan sus luchas. De esta forma la intermediación política no sólo resta autonomía, sino que además contribuye a la generación y renovación de oligarquías profesionales de la política que perpetúan la explotación de las masas. A la larga esto se manifiesta en un predominio tanto de la mediación como del regateo y del compromiso, de manera que el parlamento se convierte en un espacio de mercadeo de intereses y prebendas de todo tipo.

Las condiciones políticas de falta de libertad creadas por el parlamentarismo con su usurpación y monopolización de la soberanía del pueblo hace legítimo que los pueblos luchen a través de la revolución popular contra esta tiranía con rostro democrático, y destruyan los instrumentos que niegan su voluntad. No cabe duda de que un mundo nuevo será viable cuando haya sido realizada esa tarea de regeneración moral que siente las bases éticas y culturales necesarias. Un mundo sin parlamentos, y por tanto sin Estado ni capitalismo, en el que hayan quedado abolidas las clases sociales y toda forma de autoridad, será aquel mundo en el que la libertad, en todas sus vertientes, se vea realizada y permita el desarrollo de las mejores y más altas cualidades del espíritu humano. Pero ese mundo nunca saldrá de los votos depositados en las urnas que están destinadas a ser destruidas.